Aplicación de botox

La toxina botulínica es una sustancia liberada por el botulismo, que es una enfermedad provocada por una bacteria que causa parálisis muscular y que puede derivar en problemas respiratorios, debilidad y náuseas, esto por supuesto en cantidades altas, por su tipo de reacciones es que actualmente se utiliza en la medicina en dosis controladas para mejorar enfermedades neurológicas y de manera más recurrente en el ámbito estético, es mejor conocida como botox, pues fue la primera marca que salió al mercado.

Su aplicación se realiza mediante el pinchazo en la zona del rostro a tratar con una aguja muy fina para infiltrar la toxina botulínica, con ello se logra relajar las fibras de los músculos para disminuir su contracción y así minimizar y prevenir la aparición de las líneas de expresión. No es doloroso por el uso de una aguja muy delgada, sin embargo, se utiliza hielo en la zona o alguna anestesia tópica para disminuir cualquier molestia.

Una de las cosas más importantes en el tratamiento con botox es saber la cantidad y el lugar correcto de aplicación, por ello es importante que se realice por un especialista avalado y con experiencia en este procedimiento, ya que de lo contrario puede ocasionar parálisis en zonas no deseadas o expresiones que no se vean naturales ni estéticas.

aplicación de botox

Las zonas más comunes donde se aplica el botox, dividiendo el rostro en tercios horizontales son: el primer tercio conformado por frente y entrecejo para disminuir o prevenir las líneas o arrugas derivadas de expresiones de duda y/o asombro; en el segundo tercio el contorno de ojos, para tratar los estragos de los pliegues que se originan con la sonrisa y la tercera zona, la comisura de los labios. El objetivo del uso de este procedimiento es evitar que el músculo se contraiga de manera excesiva al expresar emociones con nuestro rostro y que las marcadas líneas se conviertan en arrugas, el reto es que su aplicación sea la justa para que efecto sea imperceptible y luzca lo más natural posible.

Las ventajas de este tipo de procedimiento es que se evitan intervenciones quirúrgicas para modificar la apariencia del rostro, que su aplicación es rápida y ambulatoria, los cuidados después del tratamiento son sencillos y no provocan estragos muy visibles en la piel, si su aplicación fue por un profesional experimentado, además el efecto es inmediato.

El efecto del tratamiento con botox es temporal y depende de las características de cada persona el tiempo que dure, por lo general son de 4 a 6 meses, una vez que el resultado vaya disminuyendo será conveniente consultar con el especialista para ver las opciones, ya sea otra sesión o esperar cierto tiempo, pues cada paciente es diferente y de acuerdo a su historial clínico es como se planeará su tratamiento.

Esta alternativa de la medicina estética ha contribuido a que se pueda preservar una apariencia jovial sin riesgos mayores, lo mejor es consultar con un especialista para una evaluación completa y así verificar si se es candidato.

Referencias:

https://cuidateplus.marca.com/belleza-y-piel/diccionario/botox.html

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/estetica/botox.html

Si estás interesado en el aplicación de botox en Aguascalientes, no dudes en contactarnos, dando clic aqui,

× Agenda tu cita ahora