Rinoplastia, ¿abierta o cerrada?

Rinoplastia con Dra Nallely Chavez en Aguascalientes

Rinoplastia, ¿abierta o cerrada?

La rinoplastia como uno de los procedimientos quirúrgicos más solicitados se ha convertido en una cirugía que no busca solo la transformación, sino que privilegia la armonía del rostro, por lo que hoy por hoy tomar la decisión de someterse a ella implica una valoración exhaustiva tanto de manera física, como expectativas del paciente. La decisión de someterse a este procedimiento implica valorar distintas opiniones expertas y conocer del tema para aclarar cualquier duda, sobre todo riesgos y consecuencias, en esta publicación te informamos sobre las dos formas de realizarla, ya que puede ser abierta o cerrada.

La rinoplastia abierta debe su nombre a que justamente se abren las dos fosas nasales, es decir, se realiza una incisión por dentro de cada fosa nasal, así se unen por un corte mínimo, lo que esto permite es levantar la piel y poder observar la estructura de la nariz de manera directa. Este procedimiento se caracteriza por tener una mayor duración, hay una mayor exposición del paciente, la desinflamación después de la cirugía tiende a tardar más y queda una pequeña cicatriz. Pero no todo en este tipo de intervención es negativo, las incisiones realizadas ayudan al cirujano a ser más exacto, por ejemplo, en la punta de la nariz, ya que puede observar mejor las asimetrías y poder corregirlo con mayor precisión.

Por su lado, la rinoplastia cerrada es aquella que se realiza mediante incisiones por dentro de la nariz, por lo tanto, las cicatrices no son visibles, estos pequeños cortes permiten que se pueda realizar un tallado de cartílago o hueso hasta conseguir la forma que se desea. El resultado se da cuando los cambios producidos, que se enfocan a la eliminación de la jiba, afinamiento o elevación de la punta nasal, se acomodan junto con la piel que recubre dichos cartílagos y huesos, proyectando así el efecto final. Esta técnica se recomienda cuando no hay grandes asimetrías en la nariz y las modificaciones que se requieren son pocas, ya que como lo hemos comentado la visualización de las estructuras con este procedimiento son limitadas por lo que se complican algunas maniobras, sobre todo si tienen una complejidad mayor.

Ambos procedimientos tienen sus ventajas y dependerá de varios factores para elegir la indicada, pues cada caso es distinto, previo a esto el médico especialista tiene que evaluar las condiciones, para ello se hacen diversas pruebas como de coagulación, exámenes de laboratorio generales, los cambios que se requieran realizar, entre otros, para tener un panorama completo. Las dos técnicas de rinoplastia requieren cuidados específicos postoperatorios como la ingesta de antibióticos, no realizar esfuerzo físico en las siguientes semanas, evitar la exposición al sol, no fumar, ni sonarse la nariz y otros más que te dictará tu médico.

Recuerda que lo primordial para someterse a este y otros procedimientos quirúrgicos es contar con un médico especialista avalado y certificado, ya que pones tu rostro en sus manos, revisa opciones y valoraciones antes de tomar tu decisión final.

Referencias:

https://aureaclinic.com/rinoplastia-cuidados-postoperatorios-y-recuperacion/

Rinoplastia cerrada

https://www.infosalus.com/estetica/noticia-rinoplastia-abierta-cerrada-descubre-ventajas-cada-20150118092935.html

No Comments

Post A Comment

× Agenda tu cita ahora