Septoplastía

La nariz está compuesta por numerosas partes que se articulan entre sí para poder dar forma a la misma. El tabique nasal es una de esas partes que a su vez está formado por diferentes componentes óseos y cartilaginosos. A esta parte se le conoce como septum nasal.

El septum está formado por el cartílago cuadrangular, el hueso de la lámina perpendicular del etmoides, el hueso vómer, la cresta maxilar, el hueso palatino y la lámina cribosa. El septum está recubierto de periosto y pericondrio, así como por una mucosa respiratoria; asimismo recibe una gran cantidad de inervación y de alimentación arterial y venosa.

La septoplastia  es la intervención quirúrgica en la que se manipula o remueve el cartílago septal, así como el hueso desviado debido a alguna deformidad. Aproximadamente, el 90% de las personas presentan algún grado de desviación del septum. La importancia de corregir una desvíación septal radica en que ésta puede producir una obstrucción nasal.

La septoplastia puede ser auxiliar en la corrección de un tabique nasal desviado, ya sea que esté causando una obstrucción nasal sintomática irreversible, mejorar el acceso en la cirugía endoscópica nasosinusal o de la base del cráneo o que existan espolones septales que causen epistaxis (hemorragias en las fosas nasales), sinusitis recidivante o formación de costras de forma crónicas.

Septoplastía

Para determinar si se es candidato para una septoplastía el médico especialista debe de realizar una exploración física y en conjunto con una serie de imágenes, que pueden ser radiografías, tomografías; determinará el grado de desviación y la obstrucción nasal que se encuentre, de tal manera que hará la recomendación más adecuada para cada paciente.

Se recomienda que antes de la cirugía se evite el consumo de tabaco, al menos 2 semanas antes; alcohol, medicamentos como aspirina o ibuprofeno, tener una alimentación balanceada y consumir mucha agua.

El proceso de una septoplastía se puede realizar con anestesia local o general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y las recomendaciones del cirujano. La anestesia local se limita al área de la nariz, adormeciendo los tejidos nasales; así como una sedación que permite al paciente estar relajado durante el procedimiento. La anestesia general lleva a un estado temporal de inconsciencia. La intervención generalmente es ambulatoria, por lo que se podrá ir a casa en el mismo día o al día siguiente. Es común que se coloquen unos tapones nasales para evitar una hemorragia.

Los cuidados generales después de una septoplastía son: mantener elevada la cabeza, sobre todo cuando se está durmiendo, no sonarse la nariz durante varias semanas; evitar actividades como correr, trotar o similares, al menos por 5 semanas. El médico generalmente estará indicando las actividades que se pueden hacer de manera paulatina, también puede recomendar algún tipo de hidratante para la nariz, de manera que se puedan evitar las costras y resequedad de las mucosas.

 

 

*Sedaghat, A. & Bleier, B. (2017). Atlas de acceso abierto de técnicas quirúrgicas en otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello. [PDF]. Recuperado de https://vula.uct.ac.za/access/content/group/ba5fb1bd-be95-48e5-81be-586fbaeba29d/Septoplastia%20para%20la%20desviaci%C3%B3n%20del%20septum%20nasal.pdf

CENETEC. (2009). Diagnóstico y tratamiento  de la desviación septal nasal. [PDF]. Recuperado de http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/328_IMSS_10_Desviacion_Septal_Nasal/EyR_IMSS_328_10.pdf

Mayo Foundation for Medical Education and Research. (2019). Septoplastia. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/septoplasty/about/pac-20384670

Si estás interesado en el septoplastía, no dudes en contactarnos, dando clic aqui,

× Agenda tu cita ahora